hidratacionEl calor llegó y es tiempo de hidratarse.

Los deportistas deben saber que la hidratación es fundamental para mantenerse activos y con energía suficiente para continuar y terminar sus entrenamientos, no importando la modalidad o tipo de actividad. La ingesta de líquidos antes, durante y después del esfuerzo físico optimiza el rendimiento, protege tu salud y tu bienestar.

Debemos prestar mucha atención al consumo de agua en los días más calientes, principalmente en los días previos a un partido, por ejemplo. Tomar mucha agua diariamente ayuda a mantener nuestras células hidratadas, lo que nos permite empezar nuestras actividades con una “reserva” importante.

No beber la cantidad de líquidos suficientes para la hidratación puede ser peligroso para la salud. Por esta razón te dejamos algunos tips para que puedas hacerlo de una mejor manera:

1 – En primer lugar, prestá atención al consumo de agua en el día antes de tu entrenamiento o actividad física. Beber mucha agua diariamente ayuda a mantener las células hidratadas, lo que te permitirá empezar con una “reserva”, algo esencial para no tener problemas durante y después del entrenamiento o partido, como calambres, fatiga y una alta frecuencia cardíaco.

2 – Para las actividades físicas que duran menos de 30 minutos, asegúrate de estar bien hidratado antes de empezar. En este caso, puede que no necesités llevar una botella de agua para tu entrenamiento. Si la duración del ejercicio es superior a 35 minutos, bebé 300 ml de agua cada cinco minutos (o más). El entrenamiento de más de 80 minutos, podés utilizar agua o bebidas isotónica, por ejemplo.

3 –Si estás sudando mucho, no significa que debés beber la misma cantidad de agua que perdés con la transpiración. Confiá en las señales de tu cuerpo durante el entrenamiento o partido.

4 –No bebas más allá del consumo confortable porque el exceso de agua o líquido puede causar molestias al organismo.

5 – La cantidad exacta de líquido que tu cuerpo necesita también depende de tu peso corporal, el ritmo y desgaste físico. Así que tratá de escuchar a tu organismo para entender tus necesidades de hidratación.

6 – Continuá bebiendo agua durante todo el resto del día después de tu partido o entrenamiento. Tu cuerpo necesita reponer la cantidad de líquido perdido de forma gradual.
hidratacion-oral02