Los profesionales de la Clínica médica, la deportología y la nutrición hacemos referencia, mediante la pirámide nutricional, al consumo diario que una persona con actividad física, de moderada a intensa, tiene que tener para mantenerse saludable y en equilibrio psicofísico. En ella se observa (como el gráfico la indica) la menor cantidad de consumo de los alimentos ubicados en la cima y la mayor en los de la base. La proporción indicadas están relacionadas para los niños entre 8 y 13 años aproximadamente.

Además la calidad de lo que consumimos, la gran consulta es sobre las calorías que se deben ingerir diariamente. Por supuesto que estás dependen del programa diario de ejercicios. Una regla fácil, pero no exacta pues es solo una aproximación, es multiplicar nuestro peso por 30 y el resultado es un estimativo de las calorías a ingerir diariamente.

La pirámide alimenticia o pirámide nutricional es un gráfico diseñado con el fin de indicar en forma simple cuáles son los alimentos que son necesarios en la dieta, y en qué cantidad consumirlos, para lograr una dieta sana y balanceada. Se incluyen todos los grupos de alimentos, sin intentar restringir ninguno.

[one_half]
DIETA PROMEDIO
(entre 1800 a 2400 kcal)
GRASAS Y AZUCARES
LACTEOS –CARNES- HUEVO- AVES
(2 a 3 porciones)
VERDURAS- FRUTAS-. LEGUMBRES
(2 a 4 porciones)
PAN-ARROZ- PASTA- CEREALES
(4 a 6 porciones)
[/one_half]
[one_half_last]
[/one_half_last]

Otro esquema más moderno es el propuesto por profesionales norteamericanos. Aunque las primeras pirámides alimentarias fueron creadas a comienzos de la década de 1970, posiblemente la más conocida es la versión de 1992, revisada y actualizada en 2005, como MyPyramid, que incluye importancia del ejercicio físico.

En la Nueva Pirámide Alimentaria propuesta para la población norteamericana se mantienen los 6 grupos de alimentos, pero se han sustituido las zonas horizontales por 6 franjas verticales de distintos colores, de izquierda a derecha. Aunque esta nueva pirámide ha mejorado algunas de las limitaciones de la original (se realizan distinciones entre las grasas beneficiosas y las menos recomendables o se incentiva el consumo de carnes magras frente a las carnes blancas), no está exenta de inconvenientes para su uso por parte de los consumidores.

Dentro del esquema, tenemos que aprender que no existen alimentos malos o buenos, sino que existen alimentos que deben ser consumidos moderadamente o esporádicamente, y otros se pueden consumir más continuamente. Los niños necesitan mayor aporte energético que un adulto, y es recomendable que coman 5 veces al día. Como alimentos importantes, los carbohidratos son los más recomendables por ser los generadores de energía, y más en los niños deportistas; al igual que las proteínas, por ser generadoras de fibras musculares y participar en las contracciones del músculo. Las frutas y verduras aportan vitaminas A,E, C y minerales como el potasio y fibra soluble e insoluble. La vitamina B es muy importante también, ya que tiene un papel fundamental en el circuito de nuestro cuerpo. Los lácteos deben ser enteros (excepto indicación médica) ya que aportan calcio, hierro, fósforo, magnesio y zinc. Las carnes rojas y blancas tienen que ser consumidas como comida regular en la semana. La cúspide está en las grasas y los azúcares, que no están prohibidos sino regulados.

Una dieta debe incluir un poco de cada escalón, es la forma de
asegurarnos el correcto desarrollo de los niños, para brindarles
el mejor aporte nutricional y una vida sana.

 

Dr. Guillermo Basso | Médico Clínico-Generalista | M.N. 54729