Según un estudio elaborado por la Universidad de Maastrichten en los Países Bajos, consumir al menos 10 gramos diarios de nueces y maní pueden ayudar a reducir en un 23% el riesgo de muerte prematura. La cantidad, que corresponde a la mitad de un puñado, puede reducir el riesgo de problemas tales como la diabetes, enfermedades respiratorias y neurodegenerativas.

Hace casi 30 años, en 1986, el estudio entrevistó a más de 120.000 holandeses, con un rango de 55-69 años. Estas personas fueron evaluadas a través de cuestionarios con preguntas relacionadas con la dieta y el estilo de vida.

Los resultados comenzaron a ser observados 10 años después, en 1996. Durante todos estos años mostraron que la tasa de mortalidad y el riesgo de contraer ciertas enfermedades fue menor en los pacientes que tenían el hábito de consumo diario de nueces.

Según el estudio, la posibilidad de contraer una enfermedad degenerativa cae en un 45% para los consumidores de frutos secos. En el caso de las enfermedades respiratorias y diabetes la reducción fue de 39 y 30%, respectivamente.

Beneficios para los atletas

Los investigadores también observaron que las mujeres que consumían más nueces eran en promedio más delgadas que las que no consumen.

Contienen también importantes minerales como el magnesio, hierro, calcio y potasio, que proporcionan la energía necesaria para que complementar una buena dieta.

Consejo: lo mejor es consumir los frutos secos crudos. Si no te gusta, una buena alternativa es asarlos, ya que el calor del horno no dañan la mayoría de los beneficios de sus nutrientes.