El tendón del tibial posterior se localiza detrás del maléolo medial; este tendón a diferencia de otros tiene una vaina que lo recubre y al inflamarse causa una tenosinovitis que es muy doloroso e inmovilizador por la hinchazón y el engrosamiento alrededor del maléolo medial.

Puede confundirse con patologías como una talalgia era fascitis porque el paciente tiene dificultad, dolor al pararse, caminar y más aún al correr.

En los deportistas es sumamente importante el pronto y exacto diagnostico ya que el tendón suele romperse, causando aplanamiento del pie y el dolor se extiende a la planta confundiendo el diagnostico.

El tratamiento será determinado según el grado de disfunción, el cual se determina con el estudio de ecografía, resonancia magnética y exploración biomecánica y de acuerdo al resultado se aplicara la kinesiología y rehabilitación adecuada.