La entesitis es la inflamación de la entesis, zona de inserción ya sea muscular- tendinosa o ligamentosa, en el hueso.

Los síntomas son:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Movilidad Reducida

A diferencia de la tendinitis, la entesitis causa un dolor irradiado a lo largo del hueso, provocando un ardor o calor en la zona afectada.

Las causas de la entesitis son sobreesfuerzo, sobrecargas, movimientos repetitivos en el punto de inserción. De no ser diagnosticado a tiempo y de forma correcta existe la posibilidad de que haga crónico, acumulando calcio y formando hueso nuevo donde antes había tendón.

Es una lesión de diagnóstico poco frecuente, ya que los profesionales confunden a la evaluación clínica con una tendinitis por lo similar de los síntomas, es por eso que hay que pedir estudios de alta complejidad como resonancia Magnética cuando el paciente padece estas molestias desde tiempo atrás.

El tratamiento se basa en reposo, hielo o crioterapia por ondas, ultrasonido o infiltraciones en casos más agudos.