Algunos ejercicios bastante simples son utilizados, con éxito, para incrementar el desarrollo de atletas. Es el ejemplo de los ejercicios de contracción isométrica. ¿Pero que es esto?

Los ejercicios de contracción isométrica no son dinámicos, o sea: no se hace flexión y extensión de los músculos. Al realizarlo, la persona que se ejercita sufre un desgaste, lo que obliga el cuerpo a una adaptación fisiológica. A lo largo de este proceso, el individuo gana fuerza y resistencia muscular”.

La contracción isométrica es adoptada en varias modalidades. Es un ejercicio que propicia variados frutos: previne lesiones, a la medida en que estabiliza las articulaciones, y desarrolla la capacidad de resistencia, la llamada endurance.

Los ejercicio de isometría son ministrados por profesores de educación física hace un par de décadas, beneficia, obviamente, también a los futbolistas. Para mejorar la performance, el atleta no debe solo correr. Los ejercicios de contracción isométrica son tan solo un ejemplo del trabajo de desarrollo muscular que auxilia los futbolistas.

¡En la práctica!

Un bueno ejercicio para agregar a tu rutina es la sentadilla isométrica con tiro. Agachar y mantener la posición por 30 segundos – durante este período, mantener la espalda erecta. En seguida, realizar un tiro, que puede ser de 100 metros, 200 metros o 1 Km, dependiendo del objetivo. Después del tiro, trotar durante la recuperación. La secuencia puede ser repetida más de dos veces.

Es un trabajo de fuerza + velocidad: o sea, de explosión. Es un estímulo nuevo, un entrenamiento que hacemos durante el período de base, una fase en que fortaleceremos los pilares del atleta.

Para algunos atletas este entrenamiento puede ser un castigo, ya que algunas veces causa dolores suaves temporales. Todo este trabajo de isométricos integra una preparación orientada al desarrollo de la potencia: siempre optimizados cuando ejecutados en la arena y subidas de rampas.