Toda la evidencia real realizadas mediante investigaciones serias, y no en vídeos de YouTube, entrega en sus metodologías que los entrenamientos de velocidad y agilidad deben ser simples y eficaces para mejorar los resultados. Un estudio reciente del Journal of Strength and Conditioning Research hizo un gran resumen al respecto en el que se concluyó que: “para mejorar el rendimiento en velocidad y agilidad, se debe implementar un entrenamiento en específico, simple y aplicado”.

Los especialistas en el tema han analizado los distintos métodos de trabajo y han llegado a la conclusión que los mejores resultados se logran al realizar una rutina simple, pero a la vez exigente.

¿Cómo estructurar un entrenamiento de agilidad?

1. Realiza Sprints
Los sprints son básicos para mejorar la agilidad y velocidad. Para ejecutarlos, debes determinar un punto de partida y una meta separados en unos 30 metros de distancia, realizar el sprint y volver al punto de partida marcha atrás. Posteriormente debes repetir el ejercicio sin descansar el número de veces necesario teniendo en consideración que los principiantes deben comenzar con un ritmo del 70% de intensidad y que los avanzados pueden llegar hasta el 90% de su capacidad.

2. Realiza entrenamientos con carga
Al entrenar en distancias cortas, es decir menos de 20 metros, debes complementar tus entrenamientos con carga. Por ejemplo, puedes incluir un trineo de arrastre con apróximadamente un 10% de tu peso corporal. Con esto mejorarás la producción de fuerza horizontal, la longitud de paso y el tiempo de contacto con el suelo, implicando todo ello una mejor aceleración y fuerza.

3. Incluye entrenamiento pliométricos
El entrenamiento pliométrico consiste en ejercicios que permiten alcanzar la máxima fuerza en el mínimo margen de tiempo. Dentro de los cuales se pueden incluir ejercicios para torso y para piernas, los cuales te permitirá conseguir una mayor potencia en tus ejercicios.

4. Respeta lo que estas haciendo
Para evaluar correctamente si tu entrenamiento de velocidad funciona, debes analizar los siguientes aspectos:

¿Cómo programar entrenamientos de velocidad para futbolistas?

  • Realizar los ejercicios lo mas rápido posible.
  • Respetar las series de repeticiones, así como los descansos correspondientes.
  • Cronometrar tus tiempos para ver si hay mejora o no.
  • Variar los ejercicios de hasta encontrar cuáles son los mas beneficiosos para ti.

En resumen, si quieres tener un correcto entrenamiento de velocidad y agilidad no te quedes con los vídeos que se puedan mostrar como atractivos, básicos y entretenidos. Debes incluir los conceptos básicos aquí expuestos y correr las distancias apropiadas para lograr tener más fuerza y potencia.