El arquero debe de poseer una mente muy fuerte, por lo tanto, un calentamiento adecuado es fundamental para su éxito en el partido. Los arqueros tienen que preparar su aspecto técnico, lo que aumentará su confianza al entrar en el juego.

Generalmente el calentamiento para un arquero consiste en dos líneas de jugadores que le disparan, pero esto no representa un verdadero entrenamiento para el arquero.

Por ejemplo, si el arquero no logra atajar los tiros durante esa actividad, ¿qué puede suceder con la mentalidad del arquero que está a pocos minutos del silbato inicial? La confianza y la perfección son atributos clave para un portero y este tipo de rutina no ayuda.

¿Cómo sería el calentamiento perfecto?

Para calentar adecuadamente para un partido, debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

Comer adecuadamente previo a un partido.
La noche anterior, siempre es aconsejable utilizar las imágenes mentales para visualizar el juego antes de que se lleve a cabo. Imagínate a ti mismo en el partido, realizando todo a la perfección: todo lo que haces es correcto y seguro. Este enfoque mental estimula nuestra memoria muscular, para así ejecutar con certeza los movimientos, al igual que lo haces en los entrenamientos.

Una vez que lleguemos ala cancha, tenemos que empezar poco a poco con un buen trote y un estiramiento.
Luego podemos empezar a tirar la pelota con un entrenador u otro arquero. Esto calentará la parte superior del cuerpo. Simplemente capturar el balón con una técnica perfecta (con el diamante y los dedos en la parte superior de la pelota). Mediante la adición de un poco de trabajo de pies, lograremos que las piernas y la parte superior del cuerpo trabajen juntos.
A medida que avanzamos, tenemos que preparar nuestro cuerpo. La captura de balones altos es esencial, pueden hacerse tiros de balones cruzados desde los laterales por un jugador o un entrenador.

¿Cuándo se deben realizar disparos de calentamiento con el arquero?

A estas alturas el arquero debe de sentirse bastante bueno y confiado. Ahora, y solo ahora, estará preparado para enfrentar algunos disparos. Lo importante es tener a un par de delanteros que comiencen a patear al arco. Los jugadores dirigen la pelota hacia el arquero por dos razones: para seguir dándole confianza, y para trabajar en la precisión de los delanteros y consecuentemente, el calentamiento de sus piernas para dar en el blanco.

Una vez hecho ésto, los jugadores pueden empezar a hacer el trabajo de arquero. Faltando solo minutos para comenzar el partido, el arquero tiene que empezar a ver situaciones más realistas. Una vez que el mismo se sienta completamente caliente y tenga confianza, estará preparado para enfrentar el juego. Es importante acotar que el tiempo total del calentamiento no debe sobrepasar los 30 minutos.

Resumen

El arquero tiene que calentar todos los aspectos durante su calentamiento: lanzamiento, atajada básica, trabajo de pies, saques de meta, cruces, tiros, etc. La clave es simplemente ganar confianza durante su calentamiento. De esta manera, preparará su cuerpo y mente para el partido.