Existen varias marcas en el mercado de botines de fútbol, pero todos sabemos que este es dominado por tan solo algunas, lo que no quiere decir que las restantes marcar no sean capaces de ofrecer grandes botines y productos de gran calidad.

Hoy les escribo un poco sobre los New Balance Tekela como una de las “outsiders”.

Si hacemos un ranking de los mejores y menos conocidos botines del mercado, seguramente este modelo estaría entre los primeros.

Para justificar esta afirmación hay que hablar técnicamente sobre estos botines.

NEW BALANCE TEKELA

La parte superior, aquí se concentra gran parte de la carga tecnológica de estos botines, presenta principalmente un material de microfibra sintética, pero no es un material común y corriente.

La suavidad presentada por este material nos hace dudas si este es cuero o no, ya que tanto el toque como la adaptabilidad al pie son increíbles.

La adaptabilidad se debe en gran parte al Kinetic Stitch que es standard en las costuras utilizadas, formando una especie de red que recubre todo el botón creando casi una tela araña sobre nuestros pies que aumenta más allá el ajuste del agarre con el balón.

Otro punto fuerte es la inclusión del gel para que el remate y toques sean más fuertes y suaves con la sensación óptima en los movimientos con balón, contando también con una zona limpia para posicionar los cordones.

El contra-fuerte interno del talón y la zona de goma que hace el vínculo con la pierna del jugador, dando así la fijación necesaria para que se ajuste al pie con perfección y no existan movimientos innecesarios.

La suela extremadamente reactiva, lejos de lo que fueron las primeras utilizadas por New Balance en los botines de fútbol.

La configuración de tapones es totalmente cónica para apoyar de forma más eficiente las rotaciones y dispone de una particularidad que es el apoyo extra.

La estabilidad conferida por dos inserciones en TPU que se cruzan en los tapones traseros y se prolongan en dos vías hasta el arco del pie.

New Balance Tekela es una alternativa de botines por qué no probar?