Nutrición

Los riesgos de la obesidad infantil

La obesidad es una acumulación excesiva de grasa que perjudica la salud y el normal desarrollo del cuerpo. El aumento de peso ocurre cuando hay un desequilibrio calórico, es decir cuando la cantidad de calorías ingeridas supera la cantidad de calorías gastadas. Cuando una persona ingiere de forma habitual más calorías de las que puede quemar, el cuerpo almacena las calorías extras en forma de grasa. Hay que diferenciar el sobrepeso de la obesidad. Esta diferencia se realiza con el IMC (Índice de Masa Corporal) que se calcula mediante una operación matemática utilizando las medidas de peso y altura. La cifra resultante sirve de indicador general para saber si el peso de la persona entra dentro de un rango saludable. Se divide el peso en Kg entre la altura (en metros) al cuadrado.

Sobrepeso
IMC entre 25 y 29,9%

Obesidad
IMC de 30%en adelante

En el 99% de los casos se produce por tres factores:
AMBIENTALES: dietas inadecuadas sumado al sedentarismo;
GENETICOS: padres obesos;
PSICOLOGICOS: utilización de la comida como

Los niños obesos, en general, que entran a la pubertad, son los que luego padecerán de obesidad en su adultez, constituyendo un grave problema de salud al ser factores de riesgo en enfermedades cardiovasculares, tales como:
➧ Diabetes ➧ Hipertensión ➧ Hipercolesterolemia

La obesidad también tiene consecuencias en enfermedades psicológicas, siendo estos los trastornos alimenticios tales como:
➧ Bulimia ➧Anorexia

“La prevención debe empezar en los primeros años de vida, inculcando los correctos hábitos alimenticios, estimulando un estilo de vida saludable y promoviendo desde la familia la importancia de la práctica deportiva. Esta siempre con la previa realización de estudios adecuados para establecer que el niño este en apto médico para comenzar su desarrollo deportivo”.

Artículos Relacionados

error:
Close