Pues bien, una vitamina es una sustancia orgánica, un compuesto heterogéneo imprescindible para la vida, necesarias para el buen funcionamiento físico y mental. Ingresan al organismo mediante una dieta equilibrada, rica y variada.

Nuestro cuerpo NO PRODUCE VITAMINAS, por eso que la malnutrición, o en peor caso la desnutrición, es sinónimo de una alteración metabólica corporal.

Si bien se pueden tomar suplementos vitamínicos, estos deben estar indicados por un médico, ya que tanto la falta como el exceso de vitaminas tienen consecuencias en la salud.

Según su forma de absorción, las vitaminas se dividen en:

HIDROSOLUBLES: son las que se disuelven en agua. El lavado y la cocción de los alimentos produce la pérdida de vitaminas. En este grupo encontramos las B (1‐2‐3‐5‐6‐8‐9‐12) y la C.

LIPOSOLUBLES: se disuelven en grasas y aceites, se acumulan en el hígado, y por lo tanto existe reserva que permiten períodos de abstinencia. En este grupo se encuentran la A‐D‐E‐K.

“Las vitaminas…
¿Qué son?¿Para qué sirven?”

Ahora bien, ¿cuáles son los alimentos que contienen vitaminas?

Las hidrosolubles se encuentran en:

  • VERDURA
  • FRUTAS
  • PANES
  • HUEVOS
  • CARNES
  • PESCADOS
  • LÁCTEOS
  • CEREALES

Las liposolubes se encuentran en :

  • ACEITES
  • MANTEQUILLAS
  • VISCERAS
  • LÁCTEOS GRASOS
  • CHOCOLATES
  • CEREALES GRASOS
  • SOJA

Cada una de estas vitaminas cumple una función en la dieta del deportista. Dentro de las más importantes se encuentran:

VITAMINA C: Productora de colágeno, fundamental para formar tejido y cicatrizar.

VITAMINAS DEL GRUPO B: son productoras de energía a nivel celular. Directamente relacionadas con el sistema nervioso y la genética.
Intervienen en la síntesis de la ARN Y ADN.

VITAMINA D: ayuda al cuerpo a absorber el calcio, mineral esencial en la formación normal de los huesos.

Todos los deportistas deben cuidar su alimentación, más aun los niños, que la requieren para su desarrollo físico y mental, funcionamiento del cuerpo y resistencia muscular al desgaste energético.

La CARENCIA de vitaminas en el cuerpo trae aparejado una serie de síntomas tales como:

  • DECAIMIENTO
  • ANEMIA
  • PROBLEMAS ENE EL SISTEMA DIGESTIVO
  • AMENORREA
  • ANOREXIA

En los niños deportistas, la falta de vitaminas puede traer complicaciones serias. Se debe consultar con un especialista si alguno de los síntomas expresados se presenta. NO HAY QUE AUTOMEDICAR con suplementos de venta libre, ya que hay que determinar cual es la vitamina faltante y la dosis adecuada a ingerir. Recordar que el exceso como la falta traen consecuencias en la salud. Las liposolubles son más riesgosas en su exceso, ya que se acumulan en el tejido adiposo y en el hígado, convirtiéndose en sustancias tóxicas.
Las hidrosolubles no se acumulan en el organismo y se eliminan por orina. Sin embargo en cantidades abundantes pueden complicar el riñón, por la sobre exigencia de este órgano para eliminar el exceso.

A tener en cuenta: una dieta saludable y equilibrada ayuda a una recuperación más rápida de entrenamientos y exigencias deportivas, y así ganar fuerza con mayor velocidad. Siempre con la supervisión profesional necesaria en caso de realizar dietas deportivas o suministrar suplementos.

Dr. Guillermo Basso | Médico Clínico-Generalista | M.N. 54729

Compartir