Nutrición

La importancia de los LIPIDOS en la dieta del deportista

Seguro se preguntaron que pueden tener de importantes las grasas… pues bien son muy importantes. Los lípidos son los que componen las grasas y los aceites. Son un conjunto de moléculas orgánicas (la mayoría biomoléculas), que están constituidas principalmente por carbono e hidrógeno y en menor medida por oxígeno. Debido a su estructura, son moléculas hidrófobas (insolubles en agua), pero son solubles en disolventes orgánicos como la bencina, el benceno y el cloroformo.

Los seres humanos no tenemos la capacidad de sintetizarlas, obtenemos los ácidos grasos a través de la alimentación, y son necesarias ya que tienen la función de reserva energética, además de intervenir en el crecimiento de algunos tejidos, como la piel, el cabello y en la regulación hormonal.

A los Lípidos los podemos diferenciar en:

GRASAS SATURADAS: Se consumen en caliente ya que son sólidas a temperatura ambiente. Las más perjudiciales son manteca y grasa.

GRASAS INSATURADAS: Aportan nutrientes esenciales. Son menos perjudiciales, como los aceites.

GRASAS TRANS: Son las peores. Incrementan la lipoproteína LDL que causan el incremento del colesterol.

POLIINSATURADOS: Linoleico, omega 6, linolenico, omega 3. Aceites de semillas, germen de trigo y nueces.

¿Lípidos?
¿Grasas?
¿Importantes?

Para las personas que realizan deportes en forma continua, los lípidos son muy importantes en la dieta diaria, ya que lo primero que se consume es el glucógeno y después las grasas que ingerimos. Si no tenemos niveles adecuados de grasa, se consumen los tejidos musculares para obtener energía.

Los lípidos desempeñan diferentes tipos de funciones biológicas. Entre ellas las principales funciones son:

  • RESERVA ENERGÉTICA: Son la principal reserva de energía de los animales
  • RESERVA DE AGUA.
  • FUNCIÓN ESTRUCTURAL: Forman las capas lipídicas de las membranas celulares.
  • FUNCIÓN PROTECTORA: Los triglicéridos del tejido adiposo recubren y proporcionan consistencia a los órganos, protegen mecánicamente estructuras y son aislantes térmicos.
  • PORTADORES DE ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES.
  • FUNCIÓN REGULADORA, HORMONAL O DE COMUNICACIÓN CELULAR: Ayudan a las vitaminas liposolubles y a las hormonas que regulan el metabolismo y las funciones de reproducción. Actúan como receptores de membrana y poseen un papel destacado en la comunicación celular, inflamación, respuesta inmune, etc.
  • FUNCIÓN TRANSPORTADORA: El transporte de lípidos desde el intestino hasta su lugar de destino se realiza mediante su emulsión.
  • FUNCIÓN BIOCATALIZADORA: En este papel los lípidos favorecen o facilitan las reacciones químicas que se producen en los seres vivos.
  • FUNCIÓN TÉRMICA: Los lípidos se desempeñan como reguladores térmicos del organismo, evitando la pérdida de calor.

La carencia de estos nutrientes pueden causar:

  • DERMATITIS
  • MALA CICATRIZACION DE HERIDAS
  • ALOPECÍA (caída del cabello)
  • INFECCIONES REITERADAS
  • DISMINUCIÓN DE PLAQUETAS EN SANGRE

Ahora entonces sabemos que son necesarios los lípidos en nuestra dieta, por todas las funciones que aportan a nuestro organismo. Además de esto, hay vitaminas como la A, D, E y K que son liposolubles, lo que significa que solo pueden ser digeridas, absorbidas y transportadas junto con las grasas. Es prácticamente imposible eliminar completamente las grasas de la dieta, y, además, sería equivocado hacerlo. Algunos ácidos grasos son nutrientes y necesitan ser consumidos mediante la dieta. Todas las demás grasas requeridas por el organismo no son esenciales y pueden ser producidas en el organismo a partir de otros componentes. No deben aportar más del 35% de las calorías totales, lo que equivale a 1gr. de grasa por kilo de peso, manteniendo un equilibrio entre los ácidos grasos saturados y los insaturados.

Para obtener este equilibrio, debemos incorporar en nuestra dieta diaria alimentos como:

  • Almendras, Castañas, Nueces, Girasol
  • Atún, Cebolla, Sardinas
  • Huevos, Quesos, Leche entera, Yogurt entero
  • Aceites de oliva, soja y girasol.

Dr. Guillermo Basso | Médico Clínico-Generalista | M.N. 54729

Artículos Relacionados

error:
Close