Estamos aquí frente otro gran tema sobre la alimentación en el deportista, fundamentalmente en los niños que están en etapa de crecimiento. Debemos prestar atención al consumo y gastos calóricos para no caer en deficiencias nutricionales y problemas en el desarrollo.

En el control médico, utilizamos altura, peso, edad y sexo, siendo así posible determinar el gasto energético diario en reposo, conocido como la TASA de METABOLISMO BASAL (TBM).

Obviamente que para deportistas profesionales existen otros métodos, como el CALTRAC, que es un aparato de medición preciso, el cual mide el gasto calórico mediante un sensor para cada movimiento. Determina gasto calórico total, gasto por actividad y gasto del metabolismo basal.

Ahora bien, ocupándonos de los niños, a través de este informe (TBM), pretendo aproximar el conocimiento del gasto calórico de un futbolista y la dieta adecuada, teniendo en cuenta las variables de cada persona.

En muchos casos, no se tiene en cuenta el tipo de alimentación, pudiendo éste estar en desequilibrio entre demanda energética de la competencia y la ingesta diaria, desencadenando en problemas como fatiga muscular y disminución del rendimiento físico.

En el fútbol es difícil la medición general, ya que el desgaste está determinado por el puesto del jugador en la cancha y el tiempo de juego. Aquí hablaremos en forma general, para poder acercarles a los padres una mirada más consciente del tema.

El perfil calórico de una dieta debe estar integrado por 55% de carbohidratos, 25% de proteínas y 20% de lípidos.

Los carbohidratos son la principal fuente de energía del futbolista y por lo tanto se debe consumir un alto porcentaje, especialmente el día de la competencia, para asegurar la reposición y disponibilidad de glucógeno en el partido.

Ahora bien, nos preguntamos ¿Qué es un carbohidrato? Es una bio-molécula compuesta por carbono, hidrógeno y oxígeno, cuya principal función en los seres vivos es el proveer al músculo de energía inmediata.

No confundir con los carbohidratos MALOS, que son los que llevan a un aumento de peso considerable por ser alimentos ricos en azúcar y grasa, refinados y procesados, por lo que pierden todo valor NUTRITIVO; siendo estos muy tentadores, al contener fructosa (artificial). El alimento pasa primero al hígado donde provoca la causa hormonal más frecuente del sobrepeso.
Caso contrario sucede con los carbohidratos BUENOS, que contienen azúcar natural, utilizada por los músculos para transformarlo en energía.

Por tales motivos, supervisar la alimentación de nuestros hijos, priorizando una dieta alta en carbohidratos los días de competencia.

Para tener en cuenta, una breve lista de alimentos ricos en carbohidratos:
PAN – CEREALES – FRUTAS SECAS Y FRESCAS – AVENA – PASTAS – ARROZ – PAPA – LENTEJAS – CARNES ROJAS – HUEVO

Dr. Guillermo Basso | Médico Clínico-Generalista | M.N. 54729

Compartir