Entrevistas

Yupanqui: 80 años de historia por Luciano Crudo

F: ¿Cómo surgió el Club Yupanqui?
LC:
Allá por el año 1935, el 12 de octubre, un grupo de amigos que se criaron como todos en aquella época, en potreros, deciden formar un equipo de básquet. El más entusiasta de este proyecto era Gerónimo Gibaut, quien junto a su hermano Alfredo, Benito Vila, Héctor Guzzeti y Eduardo Fernández, toman con seriedad la propuesta y forman el primer equipo y por consiguiente nombran a Gerónimo como presidente.

F: ¿Por qué Yupanqui?
LC: Originalmente se llamó al club con el nombre “El Fortín”, pero como era muy común tener esa denominación en aquella época, quisieron tener una identidad propia… y así nace el nombre Yupanqui: Una mañana de domingo, sentados bajo la sombra de un Aromo, los jóvenes deliberaban sobre los posibles nombres que podrían poner. Fue en ese momento y Basándose en la sección de “Nombres Geográficos, históricos y personajes célebres” leyó en vos alta y firme la palabra YUPANQUI: “de ti hablará la posteridad”. Y fue ese término Indio Americano lleno de significado y sonoridad, el que nos acompaña desde hace 80 años… Desde el Acta nº 1 de abril de 1936 que se hace mención al “Yupanqui Basquet-ball Club”. La elección de los colores también se decidió rápidamente y sin objeciones: la camiseta sería celeste y llevaría en el pecho una “Y” roja. Dándole así la combinación celeste y roja que lleva la bandera del club.

F: ¿Cual fue el objetivo principal al formar el club?
LC: El objetivo de Gerónimo siempre fue sacar a los pibes de la calle e introducirlos en el deporte. No tardó mucho en formarse un equipo de fútbol. Yupanqui se había convertido en un emblema del barrio, lugar donde se realizaban bailes de carnaval, recitales, todo tipo de eventos.

F: ¿Que pasó en 28 de Febrero de 1961?
LC: No todo fue alegría en nuestra historia… el verano de 1961, el 28 de febrero depararía la peor de las desgracias que sufrió el club. En esa época había muchas variaciones en la tensión eléctrica generando un corto-circuito que desató un incendio que consumió el 90% de las instalaciones. Se perdieron todos los trofeos, mesas, sillas, muebles, y todo el esfuerzo realizado en esos 25 años…Ahí nace nuestra nueva vida, el renacer del “ave fénix”. Al día siguiente del incendio y con una fortaleza increíble, Gerónimo Gibaut se pone nuevamente al frente y comienza a limpiar los restos para poder “volver a empezar”. Esta es la parte linda y la que nos llena de orgullo. Saber que siempre hay gente buena y que los clubes no tienen “rivales”, sino “Vecinos”. Con el objetivo de ayudarnos, los clubes “El trébol” y “Olavarría”, junto con el club “Riachuelo”, organizaron festivales a beneficio de nuestra institución… socios, vecinos y amigos, se acercaron al club para colaborar.

En 1962, se decide darle marcha al proyecto de estructura que cuenta el club en la actualidad. Misión cumplida… en el año 1970 se logró terminar la obra que contaba con un subsuelo, planta baja y dos niveles, que contemplaría la construcción de una pileta, la cuál se finalizó a mediados de los ´70.

F: ¿Cuales son las actividades que posee el club?
LC: Actualmente el fútbol (participamos en la Divisional “D” de la Asociación del Fútbol Argentino) es la actividad que más se conoce por la difusión que genera. Pero en nuestras instalaciones se puede realizar Baby Fútbol, Patín, Acrobacia en telas, Folclore, Handball, Volley, Básquet, Boxeo, tenis de mesa, Artes marciales, Natación, gimnasio, y diferentes disciplinas de danza. En los primeros años del club, fuimos los pioneros en tener cancha de bochas, lucha, billar y físico-culturismo, entre nuestras actividades. Tenemos un representante en automovilismo en el rally nacional! Bugaletto.

F: ¿El fútbol de Yupanqui es un semillero de jugadores profesionales?
LC: Respecto al Fútbol, han surgido de nuestro semillero: Roberto Pereyra (huracán 78), Pablo Pozzutto (Mandiyú 94), Francisco Maciel (Almagro, Racing, huracán y Mallorca de España), Agustín Hauret Segui (Banfield 01), Juan Ferreyra (Gimnasia, Newells, Olimpia de Paraguay), Mariano Andújar (Huracán, Palermo y Catania de Italia, Estudiantes y Selección Argentina), Leonardo Pisculichi (Argentinos Juniors y River Plate), inspirador de la frase “pero que viva el fútbol, Pisculichi!!”.

F: ¿Cual es la filosofía del club como institución?
LC: La filosofía de la institución fue siempre la misma que desde sus orígenes; hacer que se acerque la gente del barrio para poder realizar actividades tanto en lo deportivo como en lo social. Nos enfocamos mucho en la contención y acompañamiento de los jóvenes que se acercan al club para realizar un deporte, y así evitar deambular por las calles con rumbo incierto. Es por eso que hoy tenemos actividades para chicos desde 3 años, hasta abuelos que vienen a practicar folklore.

F: ¿Cómo llegaste a Yupanqui?
LC: Yo me acerqué a principios del 2008 para que mi hijo haga baby fútbol, sin imaginarme que allí iba a encontrar un sinfín de historias y anécdotas. Actualmente soy directivo de la institución y tengo a mi cargo la organización de la actividad Baby Fútbol, y entrenador de arqueros de las categorías juveniles e Infantiles de AFA cancha de 11.

F: ¿Desde cuándo el club pertenece a FEFI y cómo está organizado el Baby Fútbol de Yupanqui?
LC: Participamos en los campeonatos de la Liga FEFI prácticamente desde sus principios. Algunos años incursionamos otras ligas, pero desde hace 3 años decidimos que FEFI sería la única liga en la que participaríamos.

Con el objetivo de formar buenas personas, además de buenos deportistas, decidimos tener 2 niveles de competencia, para que todos los chicos que se acerquen al club puedan formar parte de un equipo y divertirse acorde a sus posibilidades. Actualmente tenemos alrededor de 150 chicos practicando la actividad, lo cual a veces se hace difícil porque hay que compartir espacios con otras disciplinas. Igualmente hay muchos proyectos para el 2016: Estamos construyendo un sueño…en Ciudad Evita se están realizando obras para tener nuestro polideportivo; es un predio que se nos fue otorgado para poder hacer un estadio propio para la primera división, en el cual se proyectan canchas de fútbol, tenis, handball y básquet, para poder tener más espacio y albergar mayor cantidad de gente en nuestras instalaciones.

El baby fútbol de Yupanqui, en estos últimos 10 años ha pasado por etapas buenas y malas, pero lo que más nos preocupaba era el grado de agresividad que se vivía en las jornadas. Es por eso que desde hace 3 años nos propusimos llegar al punto de “violencia Cero” y cambiar de una vez por todas el clima en el que los chicos tienen que realizar la actividad. Considerando que el fútbol es un deporte, pero principalmente es un “juego”, y uno cuando juega debe divertirse… Actualmente, Baby Fútbol Yupanqui cuenta con la siguiente estructura: Yo como Delegado General, Brian Medina y Omar Ballestero en el Cuerpo técnico, Sebastián Lobo Entrenador de Arqueros, Emiliano Colacce, Carlos Poma y Jonathan Ballestero como Delegados.

Igualmente, además de un grupo de trabajo excelente como el que pudimos armar, no hubiese sido posible sin la colaboración de todos los padres, que están en todos los detalles y son participes principales de que hoy Yupanqui pueda disfrutar de una jornada de sábado en paz y transmitir a los chicos educación y respeto sobre todas las cosas. Tiene que saber que ser parte de Yupanqui es un estilo de vida… desde el primer día que entras, es una sensación que no se puede explicar con palabras. Todos se involucran y tratan de hacer lo posible para ayudar en el crecimiento ya sea de la actividad o del club.

F: ¿Querés enviar un saludo especial?
LC: No quiero olvidarme de nadie, pero quiero destacar las tareas de todos ya que somos un gran número de personas que hacemos que esto sea posible desde los directivos, Gerardo, Lilian, Ricardo, Guido, Fernando, Mónica y Roque entre otros, el personal administrativo: Laura, Yoli y Jorge que están siempre dispuestos para lo que precisemos; y a quienes no pueden faltar en esta nota, Blas, Zulema y Melina, que desde el buffet del club están en cada detalle, casi paternal, para que los chicos encuentren en ellos un amigo… y los más importantes, mi familia, los que me bancan en todo, todo, todo… Verónica, mi mujer y el amor de mi vida, y mis dos hijos, Nicolás y Santiago, la razón por la que lucho día a día por salir adelante y ser cada día mejor persona; aguantando y entendiendo que ser directivo del club y tener esta responsabilidad muchas veces les negás tiempo pero ellos siempre con una sonrisa y acompañando. No hay frase más linda y que te alegre tanto como cuando les decís “voy para el club…” y la respuesta en todo momento es un “ te acompaño, pá…!”, y se quedan horas mirando otros deportes, haciendo nuevos amigos, aunque no entiendan ni de que se trata…

Una vez leí en una bandera la frase “…sólo entiende mi locura quién comparte mi pasión…”, y creo que no hay palabras que identifiquen más a todos los que hacemos lo imposible para que el club siga creciendo y poder decir que: YUPANQUI es el club más grande de Lugano, lejos.

Artículos Relacionados

error:
Close