El limón es un poderoso aliado a todos los que desean disfrutar de una vida más sana, una vez que posee propiedades medicinales.

¿Sabias que el limón es un multivitamínico natural?

Esta ácida, abundante y noble fruta posee propiedades que muchos desconocen. Una fruta capaz no solo de proveer deliciosas limonadas, sino capaz de reforzar nuestro sistema inmunológico, optimizar la digestión y la asimilación de otros alimentos. Otra función muy interesantes es la capacidad de tornar la sangre más fluida, aumentando la calidad circulatoria. Más allá, sus atributos hasta ahora desconocidos también son capaces de aumentar la cantidad de glóbulos blancos, ayudando a prevenir infecciones y limpiar el organismos de toxinas, aliados a un alto poder diurético y alcalinizante.

¿Cual el secreto?

El secreto del limón está en su alto contenido en vitamina C (53 mg por cada 100), así como en pequeñas cantidades de vitaminas B y E, magnesio, calcio, potasio, fósforo, cobre, hierro y zinc. O sea, un polivitamínico natural y accesible, recomendado a todos sin restricciones… Si todavía no lo consumes, deberías empezar a consumirlo en tu dieta.

¿Cómo consumirlo?

Podés tomar su jugo diluido en agua, sólo o con una cucharada de miel, condimentando ensaladas en reemplazo del vinagre, o por encima de comidas como las carnes. En este último caso, por su alto contenido en vitamina C, además te ayudará a asimilar el hierro. Muchos consumen una vaso de agua con jugo de limón por la mañana temprano y luego realizan su desayuno normalmente.

Sea cual sea tu gusto personal, el limón puede estar presente. ¡Disfrútalo!