Los antioxidantes ayudan a reparar el daño celular causado por los radicales libres. El proceso causado por los radicales libres en proceso de destrucción de las moléculas en el organismo es llamado oxidación. Esa acción perjudica tu sistema inmunológico, fomentando el envejecimiento de las celular, que se ve reflejado en el deterioro de la piel, por ejemplo.

Hay en los alimentos una gran variedad de sustancias que son capaces de evitar el proceso de oxidación, como las vitaminas E, C y A, más allá los minerales como el selenio y magnesio. Eses son denominado antioxidantes, por la capacidad de evitar el proceso de oxidación de las celular. Podemos citar también como antioxidantes la coenzima Q10 y el ácido lipoico, entre otros.

En nuestro día a día nos deparamos con distintos alimentos que poseen algunas de las vitaminas y minerales capaces de auxiliarnos, una vez que poseen propriedades antioxidantes, miremos abajo algunos dellos para que puedas agregarlos a su dieta:

Vitamina A: todas las verduras verdes, rojas y naranjas (zanahoria, espinacas, acelga, lechuga, calabaza) y frutas como damasco, durazno y melón.

Vitamina C: presente en frutas y verduras. Algunas fuentes son el kiwi, mango, naranja, mandarina, limón, melón, tomate, brocoli y perejil.

Vitamina E: se encuentra en el pollo, huevo, queso, aceite de soja, frutos secos, aceite de oliva, vegetales de hoja verde y semillas (lino, sésamo y calabaza).

Selenio: carne, pescados, mariscos, cereales y huevos.

Zinc: carnes, cereales, huevos y legumbres (lentejas, soja, arvejas)

Cobre: pescado, mariscos, cereales y legumbres.

Magnesio: frutos secos, arroz, trigo y lentejas

Todos esos alimentos poseen propriedades antioxidantes y son esenciales para que evitemos el proceso de envejecimiento de las células, incluirlos en nuestra alimentación diaria nos traen beneficios para el mantenimiento de nuestro metabolismo.