Me pareció interesante abordar esta patología ya que se suele tener como entidad. El quiste de Baker también se da en niños y es muchas ocasiones se confunde con dolencias propias del crecimiento.

El quiste de baquer es llamado también quiste poplíteo es la acumulación de líquido sinovial en la capsula articular de la rodilla en su cara posterior, mostrando como una prominencia o bulto.

No causa demasiado dolor, de no ser grande, o estar ubicado en alguna zona que no interfiere con el movimiento, pero ni bien descubierto el abultamiento se debe concurrir al médico para determinar si es necesario tratamiento kinésico, domiciliario o en el peor de los casos quirúrgico, este último se dará porque el niño lo padece hace tiempo, ha crecido demasiado y complica la movilidad.