Cuando hablamos de conducción nos referimos a todas aquellas acciones en las que el balón va rodando por el terrenos de juego. En nuestro caso de aplicación con los niños los vincularemos mucho a trabajo de coordinación dinámica segmentaría, ya que trabajaremos todas las superficies de contacto del pie (“ como ya sabemos son empeine, empeine interior y exterior, interior y exterior del pie, planta, puntera”) a través de diferentes situaciones.

Cuando enseñemos a conducir el balón a los jugadores, progresivamente debemos ir proporcionando unas consignas imprescindibles para su aplicación en el juego real, con los objetivos centrales:

  • Debemos controlar permanentemente la pelota, teniendo en cuenta el rival, el espacio, la posición, la fuerza con que tocar el balón, la superficie idónea.
  • La visión periférica, es decir, no mirar la pelota mientras se conduce para poder observar todo lo que pasa en el juego y a los adversarios y nuestros compañeros.
  • Debemos proteger la pelota para que el rival no pueda arrebatárnosla mientras conducimos. A esta situación se la denominará Cobertura dinámica.

Cuando buscamos referirse a la técnica de conducción debemos valorar las consignas:

  1. Cuando conducimos la pelota debemos enseñar al jugador a que lo haga con la pierna más alejada del defensor, con lo que nuestro rival tendrá la oposición de nuestra pierna de apoyo al intentar hacerse con la pelota.
  2. Cuando llevamos una ventaja al rival debemos evitar que nos sobrepase no modificando nuestra trayectoria, sino inclinando el cuerpo y utilizando la carga.
  3. Para conducir en velocidad el jugador debe ser consciente de utilizar el empeine exterior que es la parte del pie con la que conducimos más deprecia.
  4. Para cambiar la dirección de la conducción utilizaremos los empeines, el interior y el exterior.
  5. Para cambiar el sentido de nuestra conducción utilizaremos la planta y el talón.

Estos son los TIPS sobre la técnica de conducción a tener siempre en cuenta en la enseñanza a los chicos y en el desarrollo de la actividad. La conducción del balón es uno de los fundamentos primordiales del fútbol.