Llegamos a la fase final de la temporada y normalmente también representa el final de los botines y de diversos materiales deportivos en general llegan al final de su vida útil. Empezamos la pensar en la preparación de la siguiente temporada y todo que ella nos trae. Entrenamientos duros, mucho calor y normalmente como resultado de este las famosas ampollas en los pies. Como podemos evitar que esta incómodas aparezcan?

Rozaduras y Ampollas

Una rozadura aparece en resultado de una irritación en determinada zona del cuerpo que normalmente resulta en una herida, estas rozaduras pueden aparecer en distintas zonas tales como las axilas, pecho o entrepiernas por la fricción continua, normalmente formase una ampolla, un proceso inflamatorio en el cual existe una producción de líquido.

En esta nota hablaremos solamente de los pies y como prevenir el aparecimiento de ampollas y rozaduras siendo que algunos de los tips que les dejo podrán aplicarse en otras zonas del cuerpo.

Medias y Zapatillas

Dos puntos y artículos que conjuntamente son cruciales para la prevención del aparecimiento de ampollas. Elegir bien el tamaño de los botines es un punto muy importante, ya que se elegimos zapas muy grandes o muy pequeñas, anchas o estrechas, harán con que los pies no estén bien acomodados adentro del botín, lo que irá producir mucha presión o fricción. Un pequeño truco para que tal cosa no pase, es probar los botines con dos pares de medias, simulando así una posible hinchazón de los pies, así elegiremos el talle acorde a esta base de simulación. En los juegos y trenos es importante utilizar las medias de fútbol adecuadas ya que actuarán como una protección.

Factores importantes a tener en cuenta cuando se elija las medias:
– Cantidad de costuras
– Amortecimiento
– Material antiderrapante
– Respirabilidad

Productos para la piel

Cuando la piel esta sujeta la fricción repetida, la renovación celular epidérmica es más rápida, y la camada más externa se torna más gruesa, actuando como una camada protectora contra el aparecimiento de ampollas. Aún asó existen situaciones que por mucho que nos protejamos no seremos capaces de evitar. De esta forma podemos aumentar nuestro nivel de prevención utilizando cintar o curativos en las zonas de mayor fricción, productos “anti-transpirables” (uso moderado), vaselina, todo con el propósito de reducir el máximo la posibilidad que exista rozadura, fricción y futura aparición de ampollas.

Mas sobretodo elegir el talle adecuado de los botines y comprar unas buenas medias son dos puntos que te ayudarán a reducir de forma drástica esta posibilidad.

Espero que terminen en grande esta nota el restante de tu temporada y sin lesiones, además aprovechen estos tips para mejorar en la próxima.